dimarts, 4 d’octubre de 2016

Sobre... La voz a ti debida

Quítate ya los trajes 
Pedro Salinas a La voz a ti debida (1933) escriu amb versos:
Para vivir no quiero islas, palacios, torres. ¡Qué alegría más alta: vivir en los pronombres! Quítate ya los trajes, las señas, los retratos; yo no te quiero así, disfrazada de otra, hija siempre de algo. Te quiero pura, libre, irreductible: tú. Sé que cuando te llame entre todas las gentes del mundo, sólo tú serás tú. Y cuando me preguntes quién es el que te llama, el que te quiere suya, enterraré los nombres, los rótulos, la historia. Iré rompiendo todo lo que encima me echaron desde antes de nacer. Y vuelto ya al anónimo eterno del desnudo, de la piedra, del mundo, te diré: «Yo te quiero, soy yo».
Pedro Salinas fa un retrat molt bonic d'aquest viure en i de la paraula —los pronombres— que als cristians tant de corcoll ens porta. Sí, una alegria molt gran
Ep, Josep Maria, quina alegria!  
«És molt maco aquest poema em va escriure MM perquè recorda l'alegria de desfer-se de tots els bens de sant Francesc d’Assís del qual avui celebrem la seva festa»